Cómo crear la tarjeta de visita perfecta

  • 18 mayo, 2016

La atención es un proceso cognitivo que nos permite seleccionar qué estímulos queremos captar y cuáles preferimos omitir. Vivimos rodeados de estímulos visuales y de creatividad allá por donde vamos, por lo que hemos alcanzado cierta saturación visual que hace que nuestro cerebro preste cada vez menos atención a todos esos estímulos.

Por ello, causar una buena primera impresión es un factor clave para conseguir diferenciarnos del resto. Te contamos todo lo que necesitas saber para aprender a crear la tarjeta de visita perfecta que hará que tus clientes decidan conservarla:

La tarjeta de visita perfecta: notoriedad y coherencia

Tu tarjeta de visita es la herramienta perfecta para captar futuros clientes y aumentar tus ventas; ten este punto de vista presente a la hora de diseñarla y conseguirás que cumpla su función, es decir, que un cliente te llame. Quizá no recuerde bien dónde, cuándo y quién le dio esa tarjeta, pero si llamó su atención lo suficiente como para guardarla seguramente invierta un minuto en pararse a leer de qué o quién era esa tarjeta tan original que se guardó algún día en su cartera, y quién sabe, ¡quizá te llame!

Ante todo, tu tarjeta de visita tiene que ser notoria pero coherente con el estilo de tu empresa, mostrando la información imprescindible para que el cliente pueda reconocerla.

Estos son algunos de los factores a tener en cuenta a la hora de diseñar una tarjeta de visita:

El tamaño, ¡importa!

En el caso de las tarjetas de visita, el tamaño juega un papel realmente importante. Están diseñadas para ser guardadas en los tarjeteros de las carteras, por lo que es bueno ceñirse a las medidas estándar, evitando hacer una tarjeta tan grande que no quepa en un tarjetero, o tan pequeña que apenas deje espacio para los datos de contacto.

La forma: ¡dale un toque especial!

Darle un toque especial a nuestra tarjeta es muy fácil, sólo tenemos que jugar con las formas de los troqueles. Eso sí, la forma que decidas darle debe tener un por qué, no se trata de hacer una tarjeta con una forma divertida u original si ello no tiene ninguna relación con la apariencia o valores de tu empresa.

Existen dos sistemas de troqueles con los que podemos conseguir formas en las tarjetas:

  • Cuchillas: es el sistema “de toda la vida”. Se utilizan unas cuchillas que tengan la forma deseada para cortar las tarjetas con esa forma. Pueden ser sencillas, como las clásicas esquinas redondeadas, o más originales, creando gran diversidad de siluetas.
  • Láser: este sistema es mucho más preciso y nos permite dar rienda suelta a la imaginación por completo, creando todo tipo de formas tanto en los bordes como en el interior de la tarjeta de visita.
tarjeta de visita troqueladatarjeta de visita troquelado laser
Troquelado con cuchilla – World WineTroquelado láser – Disappearing Dining Club

¡Juega con las texturas y grosores!

Otra buena herramienta de diferenciación a la hora de diseñar tarjetas de visita es el material con la que vamos a hacerlas. No se trata de hacer tarjetas en bloques de cemento, sino de jugar con las texturas o grosores de los papeles, los acabados e incluso experimentar con materiales diferentes como el PVC transparente, el metal o la madera.

La imaginación juega un papel muy importante, ya que casi cualquier cosa que se te ocurra podrá hacerse a un mayor o menor coste. Eso sí, para no llevarte un susto, lo mejor que puedes hacer es consultar con las diferentes imprentas de tu ciudad y que te asesoren sobre lo que pueden hacer y lo que no.

tarjeta de visita exotic woodtarjeta de visita lumeni
Tarjetas de madera – Exotic woodTarjetas de PVC transparente – Lumeni

No dejes de lado tu estilo empresarial

Tu tarjeta tiene que ser coherente y reflejar la personalidad de tu empresa. No sirve de nada elegir un diseño demasiado complicado si éste no sigue la línea empresarial; lo más recomendable es incluir los mismos elementos que se hayan utilizado en otros diseños relacionados con la empresa, como colores, formas y tipografías.

tarjeta de visita Pérez Botí Asociadostarjeta de visita kim stilers
Tarjetas tricolor – Pérez Botí, empresa de asuntos jurídicosTarjetas tricolor – Kim Stiles, estilista

La información, clara y concisa

Quién eres, a qué te dedicas y dónde pueden encontrarte. Se acabó. Una tarjeta de visita tiene que ser clara y concisa, proporcionando la información básica sobre ti:

  • Quién eres. Tu nombre, tu puesto, nombre de tu empresa y logotipo.
  • A qué te dedicas. Explica en una línea lo que te identifica: fotografía profesional, repostería a domicilio, organización de eventos, etc.
  • Dónde encontrarte. Dirección, e-mail, teléfono, página web y perfiles en redes sociales si corresponde, aunque la mayoría de las veces es suficiente con incluir el logotipo de las principales redes sociales en las que tenemos presencia.

Último paso: el diseño final

Una vez que tengas listos todos los ingredientes ya puedes preparar el plato final: el diseño. Recuerda que menos es más y que la clave consiste en buscar un punto de originalidad sin perder de vista los valores que tu empresa quiera transmitir.

 

Estas son nuestras tarjetas de visita, ¿qué os parecen?

tarjeta de visita watermelon

[Total:0    Promedio:0/5]
No Comments

    Deja tu comentario