Objetivos de Analytics: qué son y para qué sirven

  • 22 noviembre, 2016

Analizar la experiencia del usuario, su actividad en nuestro sitio web y la usabilidad del mismo es de vital importancia para llegar a conclusiones como, por ejemplo, determinar si el embudo de conversión de nuestra tienda Online es sencillo, fácil e intuitivo. Para ello, una de las principales herramientas que podemos utilizar son los objetivos de Analytics.

¿Qué es un objetivo de conversión?

Cuando se realiza una venta, se rellena un formulario o se efectúan otras acciones previamente definidas en nuestra página web, significa que se ha realizado una conversión. Si tenemos una campaña de publicidad activa y nos interesa saber si se han cumplido una serie de metas que teníamos fijadas, podemos hacer uso de los objetivos de Analytics para llevar un registro de las conversiones.

objetivos en analytics

¿Para qué se utilizan los objetivos de Analytics?

Como decíamos antes, es muy útil saber si los usuarios de nuestro sitio web han tenido problemas durante la navegación o a la hora de realizar los pasos del proceso de compra, con el objetivo de solucionarlos lo antes posible. Para detectar este tipo de fallos, lo más recomendable es utilizar la ayuda de Google Analytics mediante la implementación y posterior seguimiento de los objetivos de conversión.

Imaginemos por un segundo que tenemos una tienda online en la que hay que realizar varios pasos para realizar una compra y nos interesa saber si el usuario ha tenido problemas, si ha desistido o si ha podido realizar la compra con éxito. Por otro lado, queremos ‘trackear’ también si ha hecho click en una determinada sección de nuestra web. Para conocer todos estos datos, tenemos dos opciones: crear un embudo de conversión o contabilizar una acción en concreto:

1. Crear un embudo de conversión

Podemos crear un embudo de conversión con objetivos para dictaminar si un usuario ha comprado un producto o no, para averiguar si ha tenido problemas durante el proceso. Cada proceso de compra cuenta con diversos pasos, como pueden ser el Carrito de compra, el Método de pago, etc. Vamos a suponer que un determinado proceso de compra se compone de:

  1. Carrito de compra (https://www.tiendaonline.com/carrito).
  2. Iniciar sesión con cuenta de usuario (https://www.tiendaonline.com/iniciar-sesion).
  3. Elegir dirección de envío (https://www.tiendaonline.com/direccion-envio).
  4. Método de pago y facturación (https://www.tiendaonline.com/pagar).

Gracias al embudo de conversión, podremos ver si se han cumplido los 4 pasos. Además, nos permitirá averiguar en qué determinado paso ha dejado el usuario de interactuar con nuestra web, permitiéndonos detectar posibles fallos para solucionarlos rápidamente.

2. Contabilizar una acción en concreto

Los objetivos de Analytics también nos permiten contabilizar una meta en concreto, como puede ser haber hecho clic en botón determinado.

Por ejemplo, vamos a suponer que nos interesa saber cuántos usuarios han hecho clic en el botón de Google+ y que lleva a nuestra página de empresa en dicha red social. Para ello, tendremos que implementar un código HTML que nos dará el propio Analytics.

[Total:0    Promedio:0/5]